lunes, mayo 22, 2006

Tecnologías para los "revoltosos" (DIXIT) - Chile 2006

"En los colegios de Chile, hace pocas semanas, la llamada ‘revolución de los pingüinos’ se gestó entre adolescentes decididos. Y se organizó de mensaje de texto en mensaje de texto. Iban y volvían, avisando a los chicos qué colegios se iban a tomar, o por cual calle debían circular, para evadir a los Carabineros (Policía).

Además, los participantes de las marchas, la mayor parte del tiempo seleccionaban a quién contestarle. Hubo un momento en que, hartos del acoso, decidieron no atender a los medios por sus celulares, sino sólo en las conferencias de prensa.

En casa, en cambio, los colegiales entraban a las computadoras y escribían en sus blogs, o diarios digitales, sobre sus sueños, expectativas y frustraciones respecto a esa gran huelga, que puso en jaque al gobierno de la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

Incluso el Ecuador, en abril del 2005, hizo parte de esta tendencia mundial. En la época de los llamados ‘forajidos’, cuando el presidente Lucio Gutiérrez cayó del poder y huyó, la gente también se autoconvocó usando las herramientas de la tecnología. Mensajes de texto y correos electrónicos iban y venían, diciendo cuál era el motivo del día: salir con papel higiénico, con cacerolas... Otros correos electrónicos llegaban sugiriendo que se apagaran las luces para demostrar cuántos eran los ‘forajidos’. Claro que también contaron con la ayuda de la radio.

Igual cosa aconteció en Francia, cuando desde París hasta Nantes, los universitarios y los jóvenes se rebelaron contra la Ley del Primer Empleo, que impulsó el gobierno del primer ministro, Dominiqure de Villepin."

Nota Completa: El Comercio.

sábado, mayo 20, 2006

Política 2.0 - Notas de Enrique Dans

Un par de notas polémicas de Enrique Dans.

I.- Política 2.0
"En la red, las personas han adquirido ya un papel diferente. Hablan, opinan, y se les escucha. Y empiezan a influir sobre las empresas, algunas de las cuales –las más adelantadas– se dan cuenta de que no basta con ofrecer un producto, con prometer cosas. Hay que estar en la conversación. Hay que saber lo que los clientes quieren, entenderles, responder a sus quejas y reclamaciones, y utilizar su experiencia para ir mejorando el producto. Pronto, no compraremos productos de empresas que no estén en la conversación. Las empresas que nos hablen de misiones y visiones grandilocuentes y vacuas caerán en nuestras preferencias frente a aquellas capaces de dialogar, de mantener una comunicación natural y fresca, de ofrecernos una interlocución real. Las que respondan más rápido a nuestras demandas, se llevarán nuestro negocio. Las que no, cerrarán.

La política de hoy es como una gran máquina empresarial, con todos los defectos del mundo de la empresa exagerados. Es como una empresa que nos quisiese vender un producto, pero que resultase enormemente ineficiente, que sólo escuchase a sus clientes una vez cada cuatro años, que mintiese de manera descarada y obvia en su publicidad. Y además, sin un lugar donde reclamar. Es la política del siglo pasado, la política 1.0, un absurdo conceptual inaceptable en el entorno tecnológico e interconectado que vivimos actualmente, y al que los políticos ni se acercan. Son políticos del siglo pasado, partidos del siglo pasado, sistemas del siglo pasado. Se acerca el momento de cambiar."

Nota completa en: Libertad Digital. 2006 (sin mayor precisión).

II.- Una leccion de Politica 2.0
"Vía Smart Mobs llego a esta interesante entrada de Jock Gill en Greater Democracy en la que relata como John Kerry decidió desechar para su campaña el modelo P2P que tan bien había funcionado para Howard Dean, optando en su lugar por una campaña tradicional basada en medios de comunicación de masas."

Nota completa en: El BLog de Enrique Dans. 17-04-2006.

domingo, mayo 07, 2006

La sabiduría de las multitudes y la acción política

"Por otro lado la emergencia de redes de carácter descentralizado está favoreciendo la creación de una nueva manera de hacer las cosas. Ahora falta que las organizaciones políticas sepan utilizarlo adecuadamente. Aunque tal y como escribe Juan Varela en Periodistas 21 el potencial que supone internet para amplificar ideas ya es aprovechado por los partidos para controlar la opinión pública ¿Pero realmente funciona? No choca directamente con las características que hacen per se que una red sea lo que es. Es decir, si éstas se forman de manera descentralizada, distribuida y albergan independencia de ideas de forma natural rechazarán las propuestas que les lleguen de las propias formaciones políticas. A no ser que estas formaciones se conviertan en autenticas redes dónde si que serían la expresión de la "sabiduría de la multitud" y tendríamos como resultado a los mejores políticos posibles."

Nota Completa en: K-Government Blog. 07-05-2006.