jueves, mayo 13, 2010

Entrevista a Javier del Rey Morato

Realizada por Fabián Bosoer para el diario Clarín, en la que efectúa interesantes afirmaciones que compartimos en términos generales cuando refiere al tema de su expertise (cuando baja a la política doméstica, ingresamos en otro plano).


Aquí un extracto:
"¿De qué modo cambió la comunicación y la participación política el uso de Internet?

La comunicación política está llegando quizás un poco tarde y tímidamente, en algunos países un poco más tarde que en otros, a la transformación que significó este nuevo espacio de interacción social como lo es el mundo de Internet, la "blogósfera" y sus múltiples usos. Y como llega con retraso, lo hace predominantemente utilizando las tecnologías de finales del siglo XX y principios del siglo XXI con las rutinas de ayer. Lo vemos en cómo comunican la mayoría de las instituciones. Se sigue utilizando Internet y la web más como un tablón de anuncios electrónico o una vidriera, como quien pega una noticia en la pared o monta una vistosa cartelera, y son páginas muchas veces estáticas, no siempre puestas al día, de escaso interés semántico y poco atractivas estéticamente. Lo mismo pasaba al principio con los partidos políticos, aunque se fueron despabilando más; crearon páginas más dinámicas, con salas de prensa interactivas en las que el internauta puede participar, con chat, informes y dossiers, materiales que pueden interesar al periodista, selección de buenas fotografías, además de la propaganda, claro."

"(...) Lo que hace la tecnología de Internet es actualizar el debate sobre la moderna poliarquía, abierta a la movilización ciudadana, con todos los beneficios y riesgos que ello comporta: desestabilización, incapacidad del sistema para absorber los nuevos "inputs" -las demandas, que encuentran otra puerta de entrada en el sistema-, participación no prevista por los partidos, ni los gobiernos. Ofrece perspectivas para aproximar a la poliarquía hacia los ideales de la democracia, y también es una puerta abierta para los desestabilizadores, que no quieren que esa sociedad abierta se abra a los más necesitados. Paradójicamente, la sociedad abierta da poderes a los que defienden formas menos cualificadas de sociedad abierta, pues pretenden cerrarla a nuevos actores y demandas. Hoy por hoy, no sabemos el alcance de esa vía abierta por la tecnología a otras formas de intervenir en política, de la que podemos esperar tanto formas inéditas de democratización como otras no menos inéditas y sofisticadas de control político."

Nota completa: "Los políticos siguen enredados en los viejos juegos de lenguaje"; Clarín; 09-05-10.

1 comentario:

Juan Diego Sánchez Martínez dijo...

Entrevista muy interesante. Enhorabuena. Os presento mi blog, Comunicación a la Deriva:

http://www.comunicacion-politica.com/