martes, febrero 15, 2011

Anonimous: activistas en la red (y fuera de ella)

Ineresante artículo sobre esa  "legión" -red más que grupo- de activistas de internet (mas no sólo) que viene dando que hablar interviniendo webs y sitios de toda clase (pero no cualquiera), que adquirieron fuerte visibilidad tras los sucesos de Wikileaks en dónde decidieron jugar el juego que mejor saben. Luego, intervinieron en Túnez, y, en España en medio del debate por la ley Sinde (que busca regular las descargas desde la red y cerrar sitios que no respeten explícitamente la "propiead intelectual").
En febrero de 2011, las páginas web del Ministerio de Información egipcio, y del partido del presidente Hosni Mubarak, fueron atacadas por Anonymous como apoyo a los manifestantes que pedían la dimisión de Mubarak.

Podemos leer:
Este es su lema: "Somos una legión, no perdonamos, no olvidamos, espéranos. Anonymous". Así es como cierra sus anuncios y comunicados este movimiento sin líderes y sin portavoces, con voz, pero sin cara. O más bien con máscara: la máscara del anarquista revolucionario de V de Vendetta, la novela gráfica de Alan Moore, la que inspiró la película protagonizada por Natalie Portman y Hugo Weaving en 2006. La máscara se ha convertido en símbolo de un movimiento ciberactivista que no se anda con chiquitas. La semana pasada colapsaron las webs oficiales de Túnez , tras la inmolación de un joven de 26 años.


(...) No todos los miembros de Anonymous son hackers, no. Los hackers son una gran minoría del colectivo. La mayoría son ciberactivistas que participan en la conversación online y, ocasionalmente, en la protesta en la calle. En torno a unos 1.000 integrantes, según la experta Gabriella Coleman, son los que ponen sus ordenadores al servicio de los ataques contra webs, los que se descargan el dispositivo que permite que su ordenador, cautivo, pueda ser parte de los llamados DDoS, ataques distribuidos de denegación de servicio.

Los DDoS son el arma que los ciberactivistas tienen más a mano. Permiten realizar operaciones que consiguen un considerable eco mediático y que afectan a la imagen de la marca contra la que se dirigen. Consisten en mandar simultáneamente, orquestadamente, miles de peticiones a un servidor para que se colapse. Así ocurrió el pasado 8 de diciembre.

Artículo completo: "Somos Anonymous"; El País; 16-01-11.

Wikipedia:  Anonymous.

Y debate en el blog "Trending Topics", también de "El País": Anonymous: los enemigos de los enemigos de Wikileaks; por Delia Rodríguez. 08-12-10.